En el último minuto

     Yo andaba navegando por los treinta
sin el amor que tanto deseaba,
y entre mis labios, triste y macilenta,
una rosa sin tallo se quemaba.
Con desesperación buscaba un dueño
y soñaba la cárcel de unos brazos,
pero me despertaba de mi sueño
con el alma sin voz hecha pedazos.
Y de pronto,en el último minuto,
a punto de vestir de negro luto,
te vi llegar, feliz, un mediodía,
Y el otoño sin rosas de mi espera
se convirtió en florida primavera
cuando se unió tu boca con la mía.
Y tu beso,  en el último minuto,
en rosa convirtió mi negro luto,
Y mi canción de pena, en alegría
Y por eso mil veces yo bendigo,
el día aquel  que me encontré contigo
y se unió tu boca con la mía  
   

                                              León / Solano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s