Como las piedras

Miguel Poveda

 

Ni son verdes, verdes,
ni son negros, negros.
Tus ojos malditos no tienen color,
ni pardo de tierra, ni azules de cielo,
ni grises de humo, ni rosa de flor.
Tus ojos son piedras sin brillo ni vida,
balcones vacíos sin flor ni canción,
espejo empañado de un alma perdida,
cueva de chacales guardando traición.
Como las piedras, como las piedras
como escoria de carbón,
como las piedras, como las piedras,
tú no tienes corazón.
Pero yo sé, vida mía, que será tu salvación
cuando vuelvas a mi vera
y te enciendas en esta hoguera
que me abrasa el corazón.
Y el color vuelva a tus ojos
y tus labios besen rojos
suplicando mi perdón.
Autores:   Salazar, Gómez, Montorio

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s