El niño perdido/La cigarra

 

Que mala suerte la mía,
de haber tropezao contigo,
lo a gustito que yo vivía,
tu cariño es mi castigo.
Me voy de estos terrenos
que ya he renunciaíto
primita mía pa toíta la vía,
sólo por no escuchar tu nombre,
que yo me voy a la morería.

 

Ay, luna que brilla en los mares,
en los mares oscuros,
luna, tú no estás cansá
de girar el mismo mundo,
ay, luna quédate conmigo, ya no te vayas,
porque dicen que a veces se tarda el alba.

 

Camino de Pozo Blanco
había una tabernita con vino blanco.
Échame otro buchito,
vengo najando, no ha catao ná.

 

Después me nació un clavel
pa alegrarme a mí los días,
y ahora que tengo a los tres,
que maravilla la mía.
Que en el jardín de mi casa
nunca falte la alegría.

 

Ya no cantes cigarra,
apaga tu sonsonete,
que llevo una pena en el alma,
como un puñal se me mete
sabiendo que cuando canto
suspirando va mi suerte.
Bajo la sombra de un árbol
y al compás de mi guitarra
canto alegre este huapango,
porque la vída se acaba
y no quiero morir soñando,
ay, como muere la cigarra.

 

Ábreme la puerta que vengo najando,
y los gachés, primita de mi alma,
sí a mí me ven me la van buscando.
La vida, la vida, la vida es,
es un contratiempo, la vida, la vida es.

 

Autor:

Canal de mariadelamor21 en You Tube



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s