Y en medio el río

 

Miguel Poveda 

Siento como un bocao
que en el alma me dieras
cuando te veo salir, si tú no volvieras
que sería de mi, ¡ay de mi!

 

Ven y bésame otra vez
que yo no sé que tienes
ni lo que sería de mí
si te llamo y no vienes.

 

Solo, pinto mi cuarto
del color de tu cara,
verde cuando te espero,
de negro cuando me faltas
¡ay! si me faltas tú.

 

Ven y bésame otra vez
que yo no sé que tienes
ni lo que sería de mí
si te llamo y no vienes.

 

Calle del agua, calle del aíre
sonora Sevilla
resuena en sus calles
por la calle de la vida.

 

Voces en el aíre,
sones de campanas,
por el cielo van,
los flamencos siguen soñando a Triana.

 

Brinda con la luz,
calla en el silencio
un palio viene y va
y un cristo casi muerto.

 

Bordando está Sevilla mi pensamiento
la aguja y el hilo
hilvanan un beso
que me dio cerca del río.

 

Sevilla desvela poco a poco su misterio
sueña con la mar
se abanica con los lances de un torero
es el mes de abril
que asoma en cada esquina
del Guadalquivir
el río de Sevilla.

 

Autor:  Juan Carlos Romero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s