Esclavo de tu amor

 

 

A veces se me seca la saliva,
y lloro como un niño abandonado,
pues tengo el corazón, en carne viva,
por culpa de tu amor desesperado.

Por culpa de tu amor, que es mi bandera,
mi cielo, mi arco iris, mi martirio,
el negro callejón de mi ceguera
y el monte de pasión de mi delirio.

A nadie le he contado que te quiero,
que vivo en tu cariño prisionero
y esclavo de este amor que me disloca.

No dejo en mi silencio de quererte,
más nunca ni a la hora de la muerte,
se escapara tu nombre de mi boca.

     Rafael de León-Juan Solano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s