El mendigo

A mí puerta llegó
sonriente un mendigo,
tembloroso y feliz
una mano extendió.
Dos moneda le di
con gesto tranquilo
preguntó: ¿eres feliz?
No lo soy buen amigo.
¿Qué te pasa Manuel?
¿si eres joven y rico
y una linda muchacha
suspira contigo?.
No lo puedo saber
me siento aturdido
¡ Pues despierta, Manuel !
¡vamos vente conmigo !
Será la luna
compañera de tus sueños
serás muy rico…
con los sueños más pequeños.
No sé, No sé…
No se que hacer.
Seremos libres
como flores en el campo
saber que nadie
tu fracaso está esperando.
Será mejor,  mejor me iré
He aprendido a rezar
y a buscar los quejidos
de la vieja guitarra
que vive conmigo.
He aprendido a soñar
y temblar aterido
en las noches tan largas
del invierno frio.
Y en las noches sin luz
cuando quema el rocío
una estrella que pasa,
me llama, mendigo.

Autor:  Víctor Manuel San José Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s