La comparsita

LA COMPARSITA – CARLOS GARDEL – (VIDEO)

 

 

Supieras que aún dentro de mi alma,

conservo aquel cariño que tuve para ti

Quién sabe, si supieras que nunca te he olvidado,

volviendo a tu pasado te acordarás de mí.

Los amigos ya no vienen ni siquiera a visitarme

nadie quiere consolarme en mi aflicción.

Desde el día en que te fuiste siento angustias en mi pecho,

 decí, percanta, ¿qué has hecho de mi pobre corazón?

 

Sin embargo, yo siempre te recuerdo

con el cariño santo que tuve para ti.

Y  estás en todas partes, pedazo de mi vida

y aquellos ojos que fueron mi alegría

los busco por todas partes y no los puedo hallar.

 

Al cotorro abandonado ya ni el sol de la mañana asoma por la ventana,

como cuando estabas vos y aquel perrito compañero

que por tu ausencia no comía, al verme solo, el otro día, también me dejó.

 

Autor: Gerardo Hernán Matos / Pascual Contursi / Pedro Maroni

Lo han visto con otra

LO HAN VISTO CON OTRA – CARLOS GARDEL -(VIDEO)

 

Lo he visto con otra, te han dicho esta tarde;
lo han visto con otra, ¡con una mujer!
Que no lo querías, hacías alarde,
y hoy confesabas tu hondo querer.
Ya ves, vecinita, lo ingrata que has sido,
ayer te burlabas de su pobre amor,
pero hoy una amiga te ha dicho al oído:
Lo he visto con otra, y llorás de dolor.

Tango, tango,
vos que fuiste el amigo
confidente de su amor.
Tango, tango
hoy precisa de tu ayuda
para calmar su dolor.
Tango, tango,
vos que estás en todas partes,
esta noche es la ocasión,
de que llegue hasta su reja
el eco de una queja
de un triste bandoneón.

¡Yo tengo una pena que llevo en el alma
por una perversa que no sé olvidar!,
sus ojos muy negros robaron mi calma
y sufro en silencio. ¡Yo no sé llorar!…
Ya ves, yo no tengo tampoco alegría,
por eso me apena de verte sufrir.
¡También en mis noches, tan tristes y frías,
las horas son largas!… No puedo dormir.

Autor:  Horacio Pettorossi

 

LA LETRA ES DEL BLOG “TODO TANGO”

Volver

Yo adivino el parpadeo
de las luces que a lo lejos,
van marcando mi retorno.
Son las mismas que alumbraron,
con sus pálidos reflejos,
hondas horas de dolor.
Y aunque no quise el regreso,
siempre se vuelve al primer amor.
La quieta calle donde el eco dijo:
Tuya es su vida, tuyo es su querer,
bajo el burlón mirar de las estrellas
que con indiferencia hoy me ven volver.

Volver,
con la frente marchita,
las nieves del tiempo
platearon mi sien.
Sentir,  que es un soplo la vida,
que veinte anos no es nada, 
que febril la mirada
errante en la sombras 
te busca y te nombra. 
Vivir,
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo,
que lloro otra vez.

Tengo miedo del encuentro 
con el pasado que vuelve 
a enfrentarse con mi vida… 
Tengo miedo de las noches 
que, pobladas de recuerdos, 
encadenan mi sonar.
Pero el viajero que huye 
tarde o temprano detiene su andar.
Y aunque el olvido, que todo destruye, 
haya matado mi vieja ilusión, 
guardo escondida una esperanza humilde 
que es toda la fortuna de mi corazón.

Vivir,  con el alma aferrada 
a un dulce recuerdo 
que lloro otra vez.

Letra: Alfredo Le Pera.
Música: Carlos Gardel