Escombros de amor (Centinela de amor)

   ESCOMBROS DE AMOR – BAMBINO – (VIDEO)

 

Te puse tras la tapia de mi frente
para tenerte así mejor guardado,
y te velé, ¡ay, amor!, celosamente
como una herida abierta en el costado

   Te quise tanto, tanto, que la gente
me señalaba igual que a un apestado;
¡pero qué feliz era sobre el puente
de tu amor, oh mi río desbordado!

Un día, me dijiste : –No te quiero;
y mi torre de vidrios y de acero
a tu voz vino al suelo en un escombro.

La saliva en mi boca se hizo nieve,
y me morí como un jacinto breve
apoyado en la rosa de tu hombro.

Autor: Rafael de León / Juan Solano

 

Poema

Te puse tras la tapia de mi frente
para tenerte así mejor guardado,
y te velé, ¡ay, amor!, diariamente
con bayoneta y casco de soldado.

   Te quise tanto, tanto, que la gente
me señalaba igual que a un apestado;
¡pero qué feliz era sobre el puente
de tu amor, oh mi río desbordado!

Un día, me dijiste : –No te quiero;
y mi tapia de vidrios y de acero
a tu voz vino al suelo en un escombro.

La saliva en mi boca se hizo nieve,
y me morí como un jacinto breve
apoyado en la rosa de tu hombro.

           Rafael de León

Encuentro

   Me tropecé contigo en primavera,
una tarde de sol delgada y fina,
y fuiste en mi espalda enredadera
y en mi cintura, lazo y serpentina.

 

   Me diste la blandura de tu cera
y yo te di la sal de mi salina.
Y navegamos juntos, sin bandera,
por el mar de la rosa y de la espina.

 

   Y después a morir, a ser dos ríos
sin adelfas, oscuros y vacíos,
para la boca torpe de la gente…

 

   Y por detrás, dos lunas, dos espadas,
dos cinturas, dos bocas enlazadas
y dos arcos de amor de un mismo puente.

 

Autores:  Rafael de León – Juan Solano