Te estoy queriendo tanto

TE ESTOY QUERIENDO TANTO – MANUEL ALEJANDRO – (AUDIO)

 

LOLA FLORES – (VIDEO)

 

RAFHAEL – (VIDEO)

 

BAMBINO – (VIDEO)

 

Te estoy queriendo tanto que,
te estoy acostumbrando mal.
Te estoy queriendo tanto que,
no puedo ya quererte más.


Que pasará ese día que
no sienta como siento hoy,
que pasará ese día que,
que no te de lo que hoy te doy.

 

Te estoy queriendo tanto que,
ya nunca pienso más en mí.
Te estoy queriendo tanto que,
soy muy feliz si estás feliz.


Los días y las noches son
para quererte más y más.
Te estoy queriendo tanto que,
te estoy acostumbrando mal.

Y es que el amor no puede estar,
por siempre a nuestro lado
y es que el amor puede cambiar
su rumbo de año en año.


Y es que el amor es algo que
viene y se va como las golondrinas
y hay que darle de beber
en cada esquina,  en cada esquina.

 

Autor: Manuel Alejandro

Disculpe el señor

DISCULPE EL SEÑOR – JOAN MANUEL SERRAT – (VIDEO)

 

 

Disculpe el señor
si le interrumpo, pero en el recibidor
hay un par de pobres que
preguntan insistentemente por usted.

No piden limosnas, no…
Ni venden alfombras de lana,
tampoco elefantes de ébano.
Son pobres que no tienen nada de nada.

No entendí muy bien
sin nada que vender o nada que perder,
pero por lo que parece
tiene usted alguna cosa que les pertenece.


¿Quiere que les diga que el señor salió…?
¿Que vuelvan mañana, en horas de visita…?
¿O mejor les digo como el señor dice:
“Santa Rita, Rita, Rita,
lo que se da, no se quita”…?

Disculpe el señor,
se nos llenó de pobres el recibidor
y no paran de llegar,
desde la retaguardia, por tierra y por mar.

Y como el señor dice que salió
y tratándose de una urgencia,
me han pedido que les indique yo
por dónde se va a la despensa,

y que Dios, se lo pagará.
¿Me da las llaves o los echo? Usted verá
que mientras estamos hablando
llegan más y más pobres y siguen llegando.

¿Quiere usted que llame a un guardia y que revise
si tienen en regla sus papeles de pobre…?
¿O mejor les digo como el señor dice:
“Bien me quieres, bien te quiero,
no me toques el dinero”…?

Disculpe el señor
pero este asunto va de mal en peor.
Vienen a millones y
curiosamente, vienen todos hacia aquí.

Traté de contenerles pero ya ve,
han dado con su paradero.
Estos son los pobres de los que le hablé.
Le dejo con los caballeros

y entiéndase usted…
Si no manda otra cosa, me retiraré.
Si me necesita, llame…
Que Dios le inspire o que Dios le ampare,
que esos no se han enterado
que Carlos Marx está muerto y enterrado.

 

Autor: Joan Manuel Serrat

Maldito sea el querer

 

MALDITO SEA EL QUERER – MARIFE DE TRIANA – (VIDEO)

 

Cuando tú menos lo esperas
sale de la sombra igual que un ladrón.
No va a robar la cartera,
que va a por la sangre de tu corazón.

Se disfraza de cordero,
todo lo arregla jurando,
y es un chacal bandolero,
que va tu muerte buscando.

Estribillo
Maldito sea el querer,
de corazón lo maldigo.
Más amargo es que la hiel
y el mayor de los castigos.

Tú le das luna y lucero,
y la flor de tus rosales,
y el te clava traicionero,
el mejor de sus puñales.

Es torreón de agonía,
pozo que aviva la sed.
Sepultura de por vida,
donde no hay noche, ni día.
Maldito sea el querer.

Que nunca sepa que lloras,
ni que al dormir velas rezando por él.
Te da la luz de la aurora,
y oyes las campanas del amanecer.

En arca de siete llaves debes
guardar tu delirio.
Que si el verdugo lo sabe
redoblará tu martirio.

Estribillo.

Quintero / León / Quiroga

¿A quién le importa?

¿Aquién le importa? Fangoría (video)

 

La gente me señala,
me apunta con el dedo,
susurra a mis espaldas
y a mí me importa un bledo.

¿Qué más me da?
Si soy distinta a ellos,
no soy de nadie,
no tengo dueño.

Yo sé que me critican,
me consta que me odian,
la envidia les corroe,
mi vida les agobia.

¿Por qué será?
Yo no tengo la culpa,
mis circunstancias les insultan.
Mi destino es el que yo decido,
el que yo elijo para mí.

¿A quién le importa lo que yo haga?
¿A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, así seguiré,
nunca cambiaré.

Quizá la culpa es mía,
por no seguir la norma.
Ya es demasiado tarde
para cambiar ahora.

Me mantendré firme en mis convicciones,
reforzaré mis posiciones.
Mi destino es el que yo decido,
el que yo elijo para mí.

¿A quién le importa lo que yo haga?
¿A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, así seguiré,
nunca cambiaré.

 

Autor:  Ignacio Canut / Carlos Berlanga

Calle real del Alosno

CALLE REAL DEL ALOSNO – JUANITO VALDERRAMA – (AUDIO)

 

Acero, calle real del Alosno

con las esquinas de acero

es la calle más bonita

que rondan los alosneros

calle real del Alosno.

 

Le dijo Alberto una tarde

a Pedro el de la Tomasa

vamo a pedirle dos gordas

a la infeliz de mi mare

que pa aguardiente en ca  Cristobal

 

Lo están encarenando

tú eres como aquel barquillo

que lo están encarenando

cuanto más golpes le dan

más firme se está quedando

tú eres como aquel barquillo

Tu ropita con la mía

TU ROPITA CON LA MÍA – CONCHA PIQUER – (VIDEO)  

 

TU ROPITA CON LA MÍA – ANTONIO CORTÉS – (AUDIO)

 

A las claritas del día

tu ropa a los cuatro vientos

meciéndose con la mía.

   Sevilla de comentario

desde Triana a San Gil,

poniéndonos a diario

como hoja de perejil.

 

Y mientras, al mediodía,

entre geranio y clavel,

tu ropita con la mía

bailando sobre el cordel.

 

   Un vestido colorado

y una chaquetilla corta:

banderas por el tejado.

   Sevilla de comentarios,

cortándonos el pañal

desde la Pila del Pato

hasta la Puerta Real.

 

Autores: Rafael de León / Juan Solano

Te quiero más que a mi ser

TE QUIERO MÁS QUE A MI SER – GRACIA DE TRIANA – (VIDEO)

Hoy le vi pasar con otra,
y la sangre se me heló.
Vi nublarse el firmamento,
se detuvo el mar y el viento
y apagó su luz el sol.

Se miraban a los ojos
con el ansia del querer.
Y entre el odio, amor y celo
sentí inmenso desconsuelo
y a escapar sólo atiné.

Te quiero más que a mi ser.
Juraba y te lo creía.
Más de una vez junto a ti
velando tu sueño vi
llegar las luces del día.

Te quiero más que a mi ser,
repite mi corazón,
y aunque eres mi perdición,
y aunque eres mi perdición
te quiero más todavía.

De la noche a la mañana
mi penar se terminó.
Como arena que en el viento
mi terrible sufrimiento
con el tiempo se borró.

Hoy le vi volver rondando
y temblar cuando me vio.
Y es testigo la calleja
que acercándose a mi reja,
que olvidara, me rogó.

Te quiero más que a mi ser.
Juraba y te lo creía.
Más de una vez junto a ti
velando tu sueño vi
llegar las luces del día.

Te quiero más que a mi ser,
repite mi corazón,
y aunque eres mi perdición,
y aunque eres mi perdición
te quiero más todavía.

 

Autores: Briganti y G.y H.Pelay