En una esquina cualquiera

 

EN UNA ESQUINA CUALQUIERA – MARIFE DE TRIANA – (VIDEO)

En una esquina cualquiera
con sus ojos me encontré,
y mis veinte primaveras
se me pusieron de pie.

Morena ¿quieres un vaso
de un mosto que es oro fino?
La lumbre de sus ojazos
me quemaba más que el vino.

Oscuriá de tormenta
donde ciega me perdí,
cuando quise darme cuenta
en sus ojos yo me vi.

Ojos negros de locura,
ojos negros de pasión.
Centinelas de amargura
de mi pobre corazón.
Son dos pozos, dos luceros,
dos carbones encendíos.
Son dos lobos traicioneros
que al camino me han salío.
Ojos de mi mala suerte
negros como el cordobán.
Ojos que me dan la muerte,
¡Ay, la muerte!,
y que la vía me dan.

En una esquina cualquiera
por tu culpa me encontré;
de mis veinte primaveras
ya no me queda un clavé.

Y me doy para mis males,
tus ojos por todos laos;
los llevo cual dos puñales
en mi corazón clavaos.

Y me doy contra los muros
pues no puedo comprender
no ver tus ojos oscuros
en los míos otra vez.

Ojos negros de locura,
ojos negros de pasión.
Centinelas de amargura
de mi pobre corazón.
Son dos pozos, dos luceros,
dos carbones encendíos.
Son dos lobos traicioneros
que al camino me han salío.
Ojos de mi mala suerte
negros como el cordobán.
Ojos que me dan la muerte,
¡Ay, la muerte!,
y que la vía me dan.

 

Autor: Andrés Molina Moles/  Rafael de León/  Manuel López-Quiroga

Anuncios

Sangre de mis venas

 

SANGRE DE MIS VENAS – MARIFE DE TRIANA – (VIDEO)

 

Vuelve a tu tallo jazmín oloroso,
y a tu orilla espuma del río;
nadie me quiere sacar de este pozo
en donde se ahogan mis cinco sentíos.

Yo que soñaba con el jardinero
del verde, verde limón,
al tronco vivo de aquel limonero
lo tengo en prisión.
Una fuente suspira a mis pies
y no puedo inclinarme a beber.

Sangre de mis venas
tengo que llorar,
porque en vez de quitarte la penas
te las voy a dar.
Mi gloria se vuelve en llanto
y no, y no me puedo valer
aquél que yo quise tanto
me tie, me tiene que aborrecer.

¡Clemencia por Dios
que no puedo más!
¡Cautiva de esta caena,
sangre de mis venas
tengo que llorar!

¡Ay, que cautiva
de la cruz de esta caena,
sangre de mis venas
tengo que llorar!

 

Autor:  Antonio Quintero/  Rafael de León /  Manuel López-Quiroga

Gota de rocío

 

Gota de Rocío – Juanito Valderrama – (video)

 

Cuando la noche ha tendido su pañolón de luceros

por una estrella me guio con un barquito velero

que en alta mar se ha perdido.

 

Quiero una playa de amores y un castillito de penas

y unos ojos que me lloren, quiero una novia morena

y un corazón que me adore.

 

La luna por las esquinas me quiso comprometer

y mi estrella peregrina lagrimas de plata fina

lloraba por churumbel.

 

Autor: Rafael de León / Manuel López-Quiroga / Antonio Quintero

¡Ay, Carmen, Carmela!

 

¡AY, CARMEN, CARMELA! – BENI DE CÁDIZ – (VIDEO)

 

Cuando por mor de los celos,
ronda mi sien un cuchillo
me echo, mujer, sin consuelo
a llorar como un chiquillo.

Que este querer de nosotros,
es un oscuro callejón
donde mi celos son potros,
¡ay!, como potros
desbocaos de pasión.

¡Ay, Carmen, Carmela!
cualquiera se pierde,
por mor de ese pelo
que huele a canela
y a limones verdes.

Luna de mis ojos,
rosa de mi sangre,
quisiera guardarte
con llave y cerrojo,
con llave y cerrojo,
dentro de una Alhambra.

Que me está quemando
como una candela.
y tú a veinticuatro
me tienes penando,
¡Ay, Carmen, mi Carmen!,
¡Ay, Carmen!, ¡ay Carmela!

 

Autor: Antonio Quintero / Rafael de León / Manuel López-Quiroga

El viento se los llevó

EL VIENTO SE LO LLEVÓ – JORGE SEPULVEDA – (VIDEO)

 

EL VIENTO SE LO LLEVÓ – MIGUEL DE LOS REYES – (VIDEO)

 

EL VIENTO SE LO LLEVÓ – MARILUZ – (VIDEO)

 

 

   Éramos como dos remos
de una misma embarcación,
lo mismo que dos latidos
en un mismo corazón.
   Igual que torre y almena,
igual que puente y que río,
como el preso y la cadena,
como la nieve y el frío.
   Pero el viento de la vida
aventó nuestra pasión
y ahora vamos por el mundo
como barco sin timón.

Estribillo:

   Aquellas penas tan negras
que yo pase por tu amor,
aquellos celos de muerte
el viento se los llevó.
   Los besos que tú me diste
y los que te di a ti yo
y el recuerdo de tus ojos (bis)
el viento se lo llevó.
Te lo juro y no te miento (bis)
que lo que hubo entre nosotros
se lo ha llevadito el viento.

   Nos quisimos tanto, tanto,
que no ha habido otro querer,
ni más bueno ni más santo,
ni más hermoso que aquel.
   Yo te quise con locura
con la sangre de mis venas,
y tu amor fue la dulzura
y el consuelo de mis penas.
   Más lo mismo que la nieve
nuestro sueño se rompió,
y ahora vamos separados
como un barco sin timón.

Estribillo:

   Aquel delirio tan grande
que yo pasé por tu amor;
aquel no vivir sin verte
el viento se lo llevó.
   Aquel estar en tu ausencia
siempre esclavo del reloj
y el recuerdo de tus besos (bis)
el viento se lo llevó.
   Te lo juro y no te miento (bis)
que lo que hubo entre nosotros
se lo ha llevadito el viento.

 

Autor. León /Quiroga

Los ojitos de mi mare

 

LOS OJITOS DE MI MARE – ANGELILLO – (VIDEO)

Cuando la pena me desvelaba
y era más negra mi noche triste,
y entre mis manos acariciaba
la cruz que al cuello tú me pusiste.

La besaba como loco
murmurando, Mare mía
y después, poquito a poco,
con tu nombre me dormía.

Y soñaba que era un niño
y en tus brazos repetía
la canción de mis cariños:

Estribillo:
Seré clavel, en tus canaS,
seré en tu llanto, pañuelo,
seré en tu misa, campana,
seré el azul, en tu cielo.
A tu lao mare mía,
yo quisiera en mi ambición,
ser tu noche, ser tu día,
alma, vía y corazón.
Que no hay sol del firmamento,
ni otra luz que se compare,
en dulzura y sentimiento,
a los ojos de una mare.

Un arroyito sin luz de luna,
un arriate sin yerbabuena,
un jazminero sin flor alguna
era tu ausencia para mi pena.

Y ni palmas, ni cantares,
ni Carmela, ni Rocío
me alegraban los pesares
en mi loco desvarío.

Soleá de soleares
es no ver junto a los míos
los ojitos de mi mare.

Estribillo

Autores:  Antonio Quintero / Rafael de León / Manuel López-Quiroga

Soleá

SOLEÁ – MARIFÉ DE TRIANA – (VIDEO)

 

SOLEÁ – ESTRELLITA CASTRO – (VIDEO)

 

   En un rinconcito del Patio Banderas,

allá en mi Sevilla, un día nací,

y tuve por cuna, fandango y solera

y por sonajero, la Feria de Abril.

 

   Noche sevillana, divino tesoro,

el Alcázar duerme, soberbio y real,

mientras la divina torre de los moros

se asoma hasta el patio para verlo soñar.

 

   Suena en la noche una copla

y en la copla hay un querer

y en el querer toda el alma

de un hombre y una mujer

 

Estribillo

¡Soleá, Soleá del alma mía!,

blanca rosita de abril,

me estás quitando la vida.

¡No puedo vivir sin ti,

porque a canelita y clavo,

Soleá de mi alma,

me hueles tú a mí!

 

   De mi rinconcito del Patio Banderas

un día de feria de abril me escapé

con un señorito flamenco de veras

al que por entero le di mi querer.

 

Tuve cuanto quise, brillantes y oro,

recorrí la tierra en marcha triunfal,

pero me acordaba de mi patio moro

y quise de nuevo volverlo a pisar.

 

   Volví una noche de mayo

y todo igual lo encontré

pero me faltó una copla

una copla y un querer.

Estribillo

 

Autores: Salvador Valverde / R. de León /Manuel López-Quiroga

 

Otra versión

I
En un rinconcito del Patio Banderas,
allá en mi Sevilla, un día nací,
y tuve por cuna fandango y solera
y por sonajero la Feria de Abril.
Noche sevillana, divino tesoro,
el Alcázar duerme, soberbio y real,
mientras la divina torre de los moros
se asoma hasta el patio pa verlo soñar.

Estribillo:
¡Soleá…, Soleá del alma mía!,
blanca rosita de abril,
me estás quitando la vida.
¡Y yo sin ti no puedo vivir,
porque a canelita y clavo,
Soleá de mi alma,
me hueles tú a mí!

II
De mi rinconcito del Patio Banderas,
buscando otro cielo un día me fui,
y lleve mis coplas por tierra extranjera,
lo mismo que un ramo de rosas de abril.
Tuve cuanto quise, brillantes y oro,
mas de tanta gloria me llegue a cansar,
y volví una noche a mi patio moro,
pa escuchar la copla de mi Soleá.

Estribillo:
¡Soleá…, Soleá del alma mía!,
blanca rosita de abril,
me estás quitando la vida.
¡Y yo sin ti no puedo vivir,
porque a canelita y clavo,
Soleá de mi alma,
me hueles tú a mí!