Le mentí

 

LE MENTÍ – MARIA DEL MONTE – (VIDEO)

 

Para que no se fuera de mi vera, le mentí,
porque sabía que al saberlo se iría de mí.

Para que no se fuera de mi vera, le rogué,
y ni mis lágrimas ni ruegos le hicieron volver.

Para que no se fuera de mi vera, prometí,
que yo a su lado siempre estaría para hacerlo feliz.

Para que no se fuera de mi vera, le jure,
que lo mas grande de este mundo era su querer.

Estribillo
Le mentí, le mentí, le mentí
porque sin el y sin sus besos no puedo vivir.

 

Autor: Fely Perejón

Llámame

 

 

LLÁMAME – MARIA DEL MONTE – FELY PEREJÓN – (VIDEO)

 

Llámame, llámame

si te apetece si te sientes muy triste y afligida

si no encuentras aliciente en esta vida llámame.

No, me no quieras de nuevo arrastrar

al abismo de tu tempestad no me tientes de nuevo.

Llámame, llámame

sin ti no duermo mis noches son de escarcha y frío hielo

mi cuerpo necesita de tu cuerpo, llámame.

Si sabes bien que me muero por ti

pero luego me toca sufrir siempre soy la que pierdo.

Llámame, llámame

sin ti no vivo ando como sonámbulo y en vilo

sin ti mi vida no tiene sentido, llámame.

Si sabes bien que mi vida eres tu

si te vas estoy a oscuras y sin luz amor vuelve conmigo.

Llámame, llámame

si me recuerdas si mi figura aflora por tu mente

si vistes que me amaste locamente, llámame.

No que no quiero volver a empezar

me conozco de sobra el final siempre soy la que pierdo.

Estribillo
Por que es tan imposible lo nuestro
quien pone barreras al querer (bis)
si alguna vez en mí piensas llámame.

 

Autor: Fely Perejón / J. Cotin

Canto a Sevilla

 

CANTO A SEVILLA – PEPE MARCHENA -( VIDEO)

 

Esta luna gentil de primavera

tranquila, placentera, que reina en el azul,

cuna de un rayo que no llegó a vibrar.

Cairel y broche del capote de lujo que en la noche,

esquiva y huye la humedad de Mayo.

Esta luna gentil de primavera, mujer al fin,

se ha remilgao la falda

bajó taconeando con la cera

y recostada al pie de la Giralda

habló al Guadalquivir de esta manera:

 

¿Qué has hecho con mi amor?

aunque me alfombres

la tierra de las flores más bonitas,

aunque ampares mi espalda

con un manto de luz y la esmeralda

por siempre me rodee,

si al fin me quitas el amor más dulce

y amado de los hombres, me tendré que morir;

dí, Padre Río

¿Dónde fuiste a ocultar el amor mío?

 

Betis enmudeció, y los ruiseñores

dejaron de cantar  y no esparcieron

su risa de cristal los atanores

Y se pusieron lívidas las flores

y rígidos los tallos no mecieron

los cuerpos a compás de tonos y dolores

y el campo tumba fue, cuando supieron

¡ay ojos que lo vieron!

la muerte del amor de sus amores.

 

Lleva el Guadalquivir llanto en sus ondas

y cimbreando su curva entre las blondas

van haciendo pucheros las mantillas.

Y el tornavoz del puente de Triana

publicó la espantosa pesadilla.

 

Y Córdoba sultana

y Ronda la moruna y la serrana

plañen por el torero, Maravilla

hijo infeliz de la fecunda hermana

orgullo y par de la simpar Sevilla.

 

Lloran ante la reja los bordones

repitiendo el hipar de la falseta

y lloran al pulsar los corazones

los sonajeros de las panderetas,

los chinos de marfil de los mantones,

los calados de luz de las peinetas,

y lloran al pasar las procesiones

con el llanto hecho voz de las saetas:

 

Eres morena y sevillana

de la Macarena sol,

y en el cielo soberana.

Eres la madre de Dios.

Tu eres la estrella de la mañana

 

Ven pasajero y dobla tu rodilla

que en la Semana Santa de Sevilla

porque ha muerto José,

este año estrena lagrimas,

lagrimas de verdad, La Macarena

 

Autor: Enrique López Alarcón

 

 

 

Nana para un rey

NANA PARA UN REY – PASIÓN VEGA – (VIDEO)

 

Duérmete tesoro mío,
no tengas miedo de ,
mi pecho combate el frío,
con tus manitas helás

Calla que tras la colina
está la muerte acechando,
viene cargada de espinas,
luces, fatigas y clavos.

Nana, para unos ojos morenos.
Nana, para mi estrella y mi cielo.
Nana, un ángel recién nacío.
Nana, que se me ha quedao dormio.

Cuando ríes se ilumina
las ventanas de mi ser,
que hermoso es dar luz divina
y que la lirio querer.


Yo estaré siempre a tu vera
Sueña libre pastorcillo.
Ala eahh eahh eahhh
de penita el mío

Nana, para unos ojos morenos.
Nana, para mi estrella y mi cielo.
Nana, pá un ángel recién nacío.
Nana, que se me ha quedao dormio.

Autor: Antonio Mártinez Ares

Aires de la Alameda

 

 

 

La luna se levanta tiento a tiento,
suenan sones, palmas y quejas.
Un manto de cristal al firmamento,
¡ay! Suspiros que la noche deja.

Soledades, rezos y  gemíos
campanillas, trinos la pena;
soleá ebria de poderío,
aromas de jazmín y azucenas.

Quejío
Son las aires de la alameda,
hay un lucero escondío,
amaneceres surcan las estrellas.

Quejío
Alborea dentellada de seda.
No niego que te he  querío,
¡ay! Alameda, ¡ay! Alameda.

La luna clara se tiñe de negro,
de repente se hizo un silencio.
Súplicas, temblores y requiebros,
¡ay! susurros cercos de incienso.

Soledades, rezos y gemíos
campanillas, trinos la pena
soleá  ebria de poderío
aromas de jazmín y azucenas.

Autor: Alameda

En una esquina cualquiera

 

EN UNA ESQUINA CUALQUIERA – MARIFE DE TRIANA – (VIDEO)

En una esquina cualquiera
con sus ojos me encontré,
y mis veinte primaveras
se me pusieron de pie.

Morena ¿quieres un vaso
de un mosto que es oro fino?
La lumbre de sus ojazos
me quemaba más que el vino.

Oscuriá de tormenta
donde ciega me perdí,
cuando quise darme cuenta
en sus ojos yo me vi.

Ojos negros de locura,
ojos negros de pasión.
Centinelas de amargura
de mi pobre corazón.
Son dos pozos, dos luceros,
dos carbones encendíos.
Son dos lobos traicioneros
que al camino me han salío.
Ojos de mi mala suerte
negros como el cordobán.
Ojos que me dan la muerte,
¡Ay, la muerte!,
y que la vía me dan.

En una esquina cualquiera
por tu culpa me encontré;
de mis veinte primaveras
ya no me queda un clavé.

Y me doy para mis males,
tus ojos por todos laos;
los llevo cual dos puñales
en mi corazón clavaos.

Y me doy contra los muros
pues no puedo comprender
no ver tus ojos oscuros
en los míos otra vez.

Ojos negros de locura,
ojos negros de pasión.
Centinelas de amargura
de mi pobre corazón.
Son dos pozos, dos luceros,
dos carbones encendíos.
Son dos lobos traicioneros
que al camino me han salío.
Ojos de mi mala suerte
negros como el cordobán.
Ojos que me dan la muerte,
¡Ay, la muerte!,
y que la vía me dan.

 

Autor: Andrés Molina Moles/  Rafael de León/  Manuel López-Quiroga

Sangre de mis venas

 

SANGRE DE MIS VENAS – MARIFE DE TRIANA – (VIDEO)

 

Vuelve a tu tallo jazmín oloroso,
y a tu orilla espuma del río;
nadie me quiere sacar de este pozo
en donde se ahogan mis cinco sentíos.

Yo que soñaba con el jardinero
del verde, verde limón,
al tronco vivo de aquel limonero
lo tengo en prisión.
Una fuente suspira a mis pies
y no puedo inclinarme a beber.

Sangre de mis venas
tengo que llorar,
porque en vez de quitarte la penas
te las voy a dar.
Mi gloria se vuelve en llanto
y no, y no me puedo valer
aquél que yo quise tanto
me tie, me tiene que aborrecer.

¡Clemencia por Dios
que no puedo más!
¡Cautiva de esta caena,
sangre de mis venas
tengo que llorar!

¡Ay, que cautiva
de la cruz de esta caena,
sangre de mis venas
tengo que llorar!

 

Autor:  Antonio Quintero/  Rafael de León /  Manuel López-Quiroga