Salomé

   SALOMÉ – NIÑA DE LA PUEBLA – (VIDEO)

 

SALOMÉ – MIGUEL DE MOLINA – (VIDEO)

 

   Por Juan Romero, rumí de Oriente,

bebe los vientos la Salomé,

gitana pura de sangre ardiente

que está loquita por su querer.

   Su hermoso cuerpo, de bronce vivo,

quiere en sus danzas, darle al rumí,

pero el Romero, despreciativo,

cuando ella baila, se va de allí.

   Y José, que la quiere,

al verla que está penando,

aunque de celos se muere,

así le dice cantando:

 

   Baila y ríe, Salomé,

bajo la luz de la luna,

que ya que tuyo no fue,

no  será  para ninguna.

   Con la sangre suya,

teñiré mis manos,

para vengar con creces,

mis celos gitanos.

   Olvida, mujer,

y alegra esa cara,

baila, Salomé, (bis)

bajo el plenilunio

de la luna clara.

 

   Luna de sangre que abrió el verano,

sobre la noche, de los calés.

Pagana fiesta que los gitanos,

rinden al culto de Salomé.

     Y mientras ella baila sin velos,

Juan El Romero de allí se va.

José le sigue, loco de celos,

y entre la sombra  brilla un puñal.

   Salomé sigue bailando

con miedo y escalofríos

y José se va cantando

por la orillita del río.

Estribillo

 

Autor: León / Valverde / Quiroga

Ojos verdes

   OJOS VERDES – CONCHA PIQUER -(AUDIO)

Apoyá en el quicio de la mancebía

miraba encenderse la noche de mayo;

pasaban los hombres y yo sonreía

hasta que a mi puerta paraste el caballo.

    –Serrana¿me das candela?

Y yo te dije: –Gaché,

ven y tómala en mis labios

que yo fuego te daré.

    Dejaste el caballo

y lumbre te di,

y fueron dos verdes luceros de mayo

tus ojos pa mí.

Estribillo.

    Ojos verdes, verdes como la albahaca.

Verdes como el trigo verde

y el verde, verde limón.

Ojos verdes, verdes, con brillo de faca,

que están clavaditos en mi corazón.

Pa mí ya no hay soles, luceros ni luna,

no hay más que unos ojos que mi vida son.

    Ojos verdes, verdes como la albahaca.

Verdes como el trigo verde

y el verde, verde limón.

    Vimos desde el cuarto despertar el día

y sonar el alba en la torre la vela.

Dejaste mis brazos cuando amanecía

y en mi boca un gusto de menta y canela.

     -Serrana, para un vestido

yo te quiero regalar.

Yo te dije: –Estás cumplido,

no me tienes que dar na.

    Subiste al caballo,

te fuiste de mí

y nunca otra noche más bella de mayo

he vuelto a vivir.

Estribillo.

Autor: León / Valverde / Quiroga

————————————

Ojos verdes.  (Versión para la censura)

Sobre el agua clara que llevaba el río

estaba cayendo la tarde de mayo

yo noté de pronto un escalofrío

cuando por el campo sentí su caballo.

   Serrana, de mis tormentos,

vengo muerto por la sed,

deja que beba un momento

en tu boca de clavel.

Bajó del caballo

y vino hacía mi,

y nunca una tarde más bella de mayo

he vuelto a vivir.

Estribillo.

Imperio de Triana

Video del canal JohannMoreno en You tube

 

Carcelera

CARCELERA – ROCIO JURADO – (VIDEO)

  Era moreno tostao,

dicen que del Coroní

con unos ojos rasgao

que al mirarme enloquecí.  

    Sombrero negro faja de oro,

metío en años pero galán,

duro y valiente para los toros

pa las mujeres como un don Juan.

    En el café de la Aurora

donde cenamos los dos

la voz de una cantaora

con un cante me avisó:


           Estribillo


    Carcelera, ay carcelera,

la del color bronceao,

morenita y con ojeras

de terciopelo morao.

    Apártalo de tu vera,

porque es un hombre casao

y, si dejas que te quiera,

lo vas a hacé un desgraciao.

¡Carcelera, ay carcelera!


    No me importó de la gente,

ni lo que hablaron de mí,

que me importó solamente

su cariño compartir.

    En una noche de luna llena

cuando en mi reja me hablaba él,

sentí mi alma de angustia llena

al ver la sombra de su mujer

-Vengo aquí por lo que es mío-

arrodillá me pidió.

Le juré darlo al olvido

y ahora ya no escucho yo:


           Estribillo


   Carcelera, ay carcelera,

la del color bronceao,

morenita y con ojeras

de terciopelo morao.

    Apártame de tu vera,

que soy un hombre casao,

y, si dejas que te quiera,

me vas a hacé un desgraciao.

¡Carcelera, ay carcelera!


León, Valverde, Quiroga

Bajo los puentes del Sena

 

 

Bajo los puentes del Sena. (vals) 1933

Letra: Rafael de León y Salvador Valverde
Música: Manuel López-Quiroga

Canta:  Raquel Meller

 

 Canal de Antiguosmodernos en You Tube

 

                        1

    Noche de verano en la Plas Pigal.
Iba yo sin rumbo y sin rumbo él,
y sin darnos cuenta, como algo fatal,
nos unió el destino trágico y cruel.
    Luces en el cielo claro de París,
música en el aire, aspas del  Mulán.
Él como Roberto, yo como Mimí
nos sentimos presos en el mismo afán.
    Y al pedirle alegre: – ¡Llévame al Mulán!
él me dijo triste: –Ma petí cherí, ye ne pa d`aryant.

                      Estribillo

    Bajo los puentes del Sena
se abrió a sus besos mi boca en flor.
Bajo los puentes del Sena
fue mi primera noche de amor.
    Bajo los puentes del Sena
vivimos horas de eternidad,
de amor y venturas,
bohemia,  ternuras
y felicidad.

                        11
    La bohemia aquella para mí pasó.
Sueños de misterio y amor que se fue.
Ya París es mío y ahora luzco yo
joyas y vestidos de la rue la Pé.
    Una noche fría del invierno gris
en auto salimos desde el Tabarán,
y  por ver cubierto de nieve París
fuimos donde locos y mendigos van.
    Y entre el hampa aquella le reconocí.
Fracasado, dijo: – Ma petí cherí, ye ne pa d`aryant.

                      Estribillo

    Bajo los puentes del Sena
mi boca amante le dio calor.
Bajo los puentes del Sena
fue mi segunda noche de amor.
    Bajo los puentes del Sena
quise ofrecerle felicidad;
mas  en su locura  cambió mi ventura
por su libertad.