Curro Molina

CURRO MOLINA – CONCHA PIQUER – (VIDEO)

 

CURRO MOLINA – MANUEL VALLEJO – (VIDEO)

Desde mu pequeñitos
se conocieron
en la alegre plazuela
de Santa Ana
y de quererse mucho,
promesa hicieron
a la virgen morena
que hay en Triana.
La niña
abiyelaba
buenos dineros
y tanto blasonaba
de su parné,
que creyendo el cariño
cosa de juego,
a Currillo el gitano
le dio su fe.

Y Rocío la Caireles
cuando vio la
charraná
adivinando
quereles,
así le dijo al chaval.


 

Curro, Currillo Molina,
de los gitanos clavel,
tú no chanela
entoavía
lo que cuesta un mal querer
Curro, Currillo Molina,
de los gitanos clavé.

Aquellos juramentos
no se cumplieron
y las promesa fueron
palabras vanas
que, pasito a pasito,
desvanecieron
el querer de la plaza
de Santa Ana.

En su fragua mu triste
llora Currillo
el negro desengaño
de aquel amor
y, al compás de los golpes
de su martillo,
va sangrando
con pena su corazón.

Por eso, cuando Rocío
lo vio en silencio sufrí
con acento
dolorío
así le quiso decir.

No llores, Curro Molina,
de los gitanos clavel,
porque los hombres no lloran
por una mala mujer
No llores, Curro Molina,
de los gitanos clavel.

Autores: Antonio García Padilla ‘Kola’  / Rafael de León /Manuel López-Quiroga

Tu ropita con la mía

TU ROPITA CON LA MÍA – CONCHA PIQUER – (VIDEO)  

 

TU ROPITA CON LA MÍA – ANTONIO CORTÉS – (AUDIO)

 

A las claritas del día

tu ropa a los cuatro vientos

meciéndose con la mía.

   Sevilla de comentario

desde Triana a San Gil,

poniéndonos a diario

como hoja de perejil.

 

Y mientras, al mediodía,

entre geranio y clavel,

tu ropita con la mía

bailando sobre el cordel.

 

   Un vestido colorado

y una chaquetilla corta:

banderas por el tejado.

   Sevilla de comentarios,

cortándonos el pañal

desde la Pila del Pato

hasta la Puerta Real.

 

Autores: Rafael de León / Juan Solano

Nosotros nos conocemos

 

NOSOTROS NOS CONOCEMOS – CONCHA PIQUER – (VIDEO)

 

El caso es que los hombres del mundo entero

por no se que malicia que no se aclara

el día que te dicen cuanto te quiero

llevan una careta sobre la cara.

 

¡Ay! careta de tu engaño, qué daño me hiciste con ella a mí.

Yo era solo una mocita, tú decías qué bonita, qué creía en Dios y en ti,

pero ya, pero ya nos conocemos tenemos la experiencia de vivir

y por muchos antifaces yo se que una cosa haces mejor que nadie, mentir.

 

Nosotros, nosotros nos conocemos

y para vivir en paz solo un remedio tenemos,

muy fácil, disimulemos siempre puesto el antifaz.

Nosotros, nosotros nos conocemos.

 

De tanto palabreo por fin me escapo

porque me se de sobra tus intenciones,

te juro que mintiendo te pones guapo

cuando vienes a darme pares y nones.

 

¡Ay! qué grande es tu ceguera cualquiera la puede enseguida ver,

aunque en una cruz lo jures, corazón no te figures que te pueda yo creer,

pero tú, pero tú sigues lo mismo el cinismo se te da que es un primor,

puñal para el golpe afilas pero luego me encandilas cuando me mientes, amor.

 

Nosotros, nosotros nos conocemos

y para vivir en paz solo un remedio tenemos,

muy fácil, disimulemos siempre puesto el antifaz.

Nosotros, nosotros nos conocemos.

 

Autor: Ochaita / Valerio / Solano

Cría cuervos

 

Yo te dije compañero
por lo mucho que te quiero
no te vayas de mi vera.
Mis palabras no escuchaste
y con otra te marchaste
sin mirarme tan siquiera.
Mira como estoy pagando
el cariño que te he dao,
Cristo vive perdonando
y murió crusificao.

¡Pena, Ay!

Cría cuervos a tu antojo
pa  que te saquen los ojos
y ciega y ciega,
por los caminos del mundo tengas borrao.
Tu eres cuervo
disfrazao
como palomo ladrón,
y tus palabras son puñal
que me rompen con las uñas
las telas del corazón.
¡Pena, Ay!
Pena de muerte, al ladrón.

¡Ay, ay, ay!
Porque me encuentro caída,
porque me encuentro vencida
tiras piedras a mi frente.
Anda y no escondas la mano
por que es mucho mas cristiano
que las tires por valiente.
Ya he perdido la esperanza
con el pago que me has dao,
tu traición es una lanza
clavaita en mi costao.
¡Pena, Ay!
Haberte querido tanto
y ahora beberme este llanto
a solas, a solas,
con mi ceguera que es una espina clavada.
Anda y cuenta la verdad
a ver si ves la razón
y que la gente no tarde
en saber que eres cobarde
y me mataste a traición.
¡Pena, Ay!
Pena de muerte al ladrón,
¡Ay, ay, ay!

 

Autores: Ochaita / Valerio / Montorio / Solano

 

Cria cuervos – Marifé de Triana (Video)

 

Cria cuervos – Concha Piquer – (video)

 

Cria cuervos – Rocío Jurado – (video)

Ojos verdes

   OJOS VERDES – CONCHA PIQUER -(AUDIO)

Apoyá en el quicio de la mancebía

miraba encenderse la noche de mayo;

pasaban los hombres y yo sonreía

hasta que a mi puerta paraste el caballo.

    –Serrana¿me das candela?

Y yo te dije: –Gaché,

ven y tómala en mis labios

que yo fuego te daré.

    Dejaste el caballo

y lumbre te di,

y fueron dos verdes luceros de mayo

tus ojos pa mí.

Estribillo.

    Ojos verdes, verdes como la albahaca.

Verdes como el trigo verde

y el verde, verde limón.

Ojos verdes, verdes, con brillo de faca,

que están clavaditos en mi corazón.

Pa mí ya no hay soles, luceros ni luna,

no hay más que unos ojos que mi vida son.

    Ojos verdes, verdes como la albahaca.

Verdes como el trigo verde

y el verde, verde limón.

    Vimos desde el cuarto despertar el día

y sonar el alba en la torre la vela.

Dejaste mis brazos cuando amanecía

y en mi boca un gusto de menta y canela.

     -Serrana, para un vestido

yo te quiero regalar.

Yo te dije: –Estás cumplido,

no me tienes que dar na.

    Subiste al caballo,

te fuiste de mí

y nunca otra noche más bella de mayo

he vuelto a vivir.

Estribillo.

Autor: León / Valverde / Quiroga

————————————

Ojos verdes.  (Versión para la censura)

Sobre el agua clara que llevaba el río

estaba cayendo la tarde de mayo

yo noté de pronto un escalofrío

cuando por el campo sentí su caballo.

   Serrana, de mis tormentos,

vengo muerto por la sed,

deja que beba un momento

en tu boca de clavel.

Bajó del caballo

y vino hacía mi,

y nunca una tarde más bella de mayo

he vuelto a vivir.

Estribillo.

Imperio de Triana

Video del canal JohannMoreno en You tube

 

La Niña de Puerta Oscura

  LA NIÑA DE PUERTA OSCURA – CONCHA PIQUER -(VIDEO)

 

La niña de puerta oscura

se dio de cara con él,

los ojos de calentura,

la boca como un clavel.

 

– ¿A dónde vas, niña hermosa?

¿Adónde vas por aquí?

-Voy en busca de la rosa,

la rosa del mes de abril.

   Y al verla ponerse

como una amapola,

Manolo Centeno

le dijo a la Lola:

 

Estribillo

       ¡Limonar!

En medio del limonar,- limonar-

de conchas y caracolas

le tengo que hacé a mi Lola

una casa de coral.

¡Limonar!  ¡limonar!

Y que de noche las olas,

con verdes batas de cola,

le bailen por soleá.

 

   La niña de puerta oscura

a verlo no ha vuelto mas,

y Málaga la murmura

del palo hasta el limonar.

-¡Que pena, Manuel Centeno,

que no quieras de venir,

a ve este clavel moreno

que me ha nacido de ti!

   Bordando pañales pa su criatura

lloraba Canales la de puerta oscura.

Estribillo.

 

Autor: León / Quintero /Quiroga

Dolores La Petenera

 

 DOLORES LA PETENERA – GRACIA DE TRIANA -(AUDIO)

                 

                           l
   Siempre de negro vestida,
a un mal fario encadená,
La Petenera vivía
como una rosa enlutá.
    Los puertos y los colmados,
la guitarra y el mal vino
sabían de su pecado,
de su tormento callado
y de su maldito sino.
    Y en coplas, de madrugá,
ella lloraba su pena
con una voz desgarrá:

 

               Estribillo
     No llamarme Petenera
que ese mote es mi castigo. (bis)
Ese nombre es la bandera
que está acabando conmigo.
     Madre de mi corazón,
que es la cruz y la ceguera
de mis tormentos mayores.
No llamadme Petenera
que yo me llamo Dolores –  Dolores.

 

                    ll
    Ella subió su calvario
y la copla la siguió,
como un eco del mal fario
pregonando su dolor.
     Y no hubo un hombre siquiera
que llegara a su camino
y la mano le tendiera,
y así de La Petenera
tenía que cumplirse el sino.
    Y después que se murió
todavía se sigue cantando
la copla que la mató:
           Estribillo

 

Autores:  León – Valerio – Quiroga